BUCEO EN CALPE

¡Muy buenos y veraniegos días amig@s! Hoy vengo a hablaros de un hecho realmente interesante (al menos para mi persona en particular) y tiene que ver con una experiencia bajo el mar (¡y no, no fue hacer pis en la playa!): se trata de mi bautizo y primera clase de buceo en las costas que bañan Calpe y su famoso Peñón de Ifach.

Fíjate tú como son las cosas, nunca en mi vida había pensado en bucear, porque creí que no sería capaz de mantener una respiración constante con una bombona a la espalda sin utilizar la nariz, y además nunca antes me llamó la atención. Sin embargo, después de esta experiencia solo puedo afirmar que estaba equivocado, tanto en lo primero, como en lo segundo.

En primer lugar, avisaros que lo que encuentras debajo del mar no tiene que ver con nada que hayas visto por encima de la superficie. Es como entrar en otro mundo totalmente distinto. Lo que parecen algas bajo el agua se convierten en enormes arbustos y algún resto de lo que fueron antiguas embarcaciones. Peces de colores azules eléctricos y amarillo fosforito (sí, parecían parientes de Dori). ¡Estrellas de color rojo intenso e incluso un mini-pulpo que nos escupió tinta a la cara!

A todo esto, realicé estas actividades gracias al centro de buceo Les Basetes, ubicado en la costa de Benissa, en Alicante. Son unos grandes profesionales y como tales te enseñan a ser autosuficiente debajo del agua. El bautizo y una experiencia cerca del peñón valen 85€ con el alquiler del equipo y te ocupa toda la mañana. Creo que son de los mejores 85€ invertidos de mi vida.

Durante el bautizo nos enseñaron a solucionar los problemas básicos y más peligrosos que pueden causarte mayores incomodidades, por decirlo de manera más suave. Entre ellos entraba una situación en la que perdías la boquilla a través de la cual respiras, otra en la que se te metía agua dentro de las gafas de buzo, aprender a comunicarse a través de señales, etc. Durante este primer bautizo, realizado cerca del centro, estuvimos a unos 6 metros bajo el nivel del mar, la segunda se realizó al lado del peñón de Ifach, a unos 10-11 metros de longitud bajo el mar. Durante la primera experiencia, vimos una estrella de mar increíble, y el famoso mini-pulpo que roció de tinta al monitor que nos guiaba.

Estrella de mar (vía Les Basetes)

En nuestro segundo particular asalto, nos tiramos de la barca en la que nos trasladaron más lejos de la costa de espaldas. Yo perdí la aleta izquierda tres veces, pero logré apañármelas para que esto no fuera un impedimento a la hora de sumergirme. He de advertiros que durante el descenso debes hacerlo de manera pausada y con cuidado por la presión que sufren los oídos (os lo digo yo, que sentí como si me los hubieran pinchado cuanto más abajo llegaba y tuve que aguantar dos minutos antes de descender por completo). En este caso, es muy necesaria la maniobra de Valsalva, que se trata de pinzarte la nariz obstaculizando la salida de aire para que este se acumule dentro del oído medio, y así regularizar la presión exterior con la interior (como cuando te tirabas a la piscina con la nariz tapada, seguro que eso sí que lo has hecho).

El truco cuando estás allí abajo es respirar con total normalidad, como si estuvieras en la superficie, pero a través de la boca. De esta manera ahorras oxígeno de la botella.

Bautismo en buceo (vía Les Basetes)

Cuanto más abajo estás, lógicamente más oscuro está el mar, salvo unos peces de color azul eléctrico con líneas amarillas un tanto fluorescentes. Desafortunadamente, no tengo fotos de estos últimos, pero me parecieron espectaculares. Una vez se acabó la experiencia, solo me quedó la espinita de no sacarme el curso completo. Y todo esto es gracias a las ganas contagiosas de las personas adecuadas, con las que aprendes que los límites que te impones están para saltártelos.

Amig@s viajeros, os aseguro que es una experiencia única, y no dudaría en repetir ni un solo instante. ¡Que el calor (o el frío, nunca se sabe en este planeta) os sea leve!

Debajo del mar – y ponle la banda sonora de la sirenita-  (Vía Jesús Sánchez)

Acerca de vchechublog

Documentalista perdido de la mano de Dios y soñador de grandes viajes con los que disfrutar en esta corta vida.
Esta entrada fue publicada en Europa, Mis viajes, Viajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s