YO TAMBIÉN SUFRÍ JET LAG

¡Muy buenas viajer@s! Hoy, mientras me pegaba el madrugón padre como todos los días, he recordado la sensación tan extraña que dejó en mi cuerpo el jet lag, haciendo que me despertara a las 5:00 AM, ¡más fresco que una lechuga!

Ahora, esto es un inconveniente más que una ventaja, ya que a estas horas tan altas de la madrugada no hay nada abierto (a no ser que te levantes con ganas de juerga y te vayas a desayunar un par de copas). En definitiva, es algo a evitar si nos es posible y si queremos ir a destinos lejanos y exóticos (o no tanto), y que inevitablemente nos tendremos que enfrentar a este atroz enemigo del viajero.

Por ello, hoy me he dedicado a enumerar una lista de consejos que a lo mejor os resultarán prácticos para vuestros viajes transatlánticos, aunque como quien dice, que para gustos, los colores:

  1. Comer ligero y mantenerte bien hidratado durante todo el viaje.
  2. Ajustar el reloj y el horario a la zona de destino una vez dentro del avión (antes de que este despegue, al principio del viaje).
  3. Hacer deporte el día anterior al viaje, para generar mayor cansancio físico a tu cuerpo.
  4. Duerme en el avión. Pero esto a veces puede ser complicado debido a que dependemos de las horas de sueño que hayamos tenido durante la noche anterior al vuelo.
  5. Si quieres dormir como un lirón en el avión, os cuento el consejo más arriesgado: no pegar ojo en la noche anterior al viaje, o dormir el mínimo número de horas posibles.

¿Queréis saber por qué es tan arriesgado el último de todos los consejos? Porque yo lo seguí a pies juntillas, y resulta que al final me dormí 3 horas… y casi duermo más. Si no hubiera contado con la maravillosa intervención de mi padre (gracias papá, hay cosas que no están pagadas), seguramente habría perdido el avión que más tarde me dejaría en mi destino (¡y casi me lo pierdo!). Así que si sois valientes y seguís este último consejo que os doy, no me hago responsable, pero tener ojo con el despertador porque a mí me sonó, pero ni me enteré.

Embarque al anochecer (vía Pexels)

Espero que os lo paséis tan bien leyendo este post, como me lo he pasado yo al recordar que necesito más horas de sueño que un koala para estar bien despierto. ¿Y vosotros conocéis algún consejo más? ¡Contadme vuestras experiencias con el jet lag aquí abajo! ¡Un saludo y hasta la próxima amig@s!

Acerca de vchechublog

Documentalista perdido de la mano de Dios y soñador de grandes viajes con los que disfrutar en esta corta vida.
Esta entrada fue publicada en Consejos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s