TIPS PARA HACER LA MALETA DE MANO

Seguro que más de algun@ de vosotr@s os habéis comido más de una vez la cabeza pensando en qué meter dentro de la maleta. ¡Hola a tod@s! Yo os aseguro que sí. En mi caso, una economía modesta típica de un estudiante es la culpable de estos quebraderos de cabeza. Pero en vez de lamentarnos tanto, vamos a ponerle solución (sí, aunque parezca mentira, sí se puede). Veamos, nunca (jamás de los jamases, dios me libre) he facturado una maleta… ¡No, señor! Los viajes que siempre he hecho son de poca duración y con el equipaje de mano y una pequeña riñonera, se pueden hacer maravillas (que ni Dynamo el mago, oiga). Una maletilla de pequeñas medidas (52 cm x 38 cm x 20 cm) apura en casi todas las compañías aéreas y me ahorro una pequeña fortuna para el bolsillo de un estudiante, entiéndase.

Bueno, que me enrollo demasiado, aquí os dejo los objetos que son esenciales para un buen viaje sin sobresaltos, ni ataques al corazón de última hora al borde del despegue aéreo:

para blog.png

Una buena maleta, un buen comienzo (dibujo por Jesús Sánchez)

  1. El móvil: sí, sí, tú ríete, pero me sé de uno que está escribiendo al que en su viaje a Florencia se le cayó el móvil en el coche y estuvo incomunicado una semana.
  2. El cargador del móvil: que nos conocemos, que si meto una cosa en la maleta, que si saco otra… y al final el cargador se queda en el enchufe cercano a la mesilla de tu cama.
  3. El cargador del móvil inalámbrico: ¡que nos conocemos!
  4. La reserva de tu hotel: si eres de los míos, aunque tengas la aplicación en el móvil, te la llevarás impresa, “por si acaso”.
  5. El documento de identidad: ah, y si eres rico o sales de la Unión Europea, el ansiado pasaporte que todo viajero adora (que ahora son tan majos los de la administración pública que te soplan 27 euros, mire usted).
  6. El billete de avión o el transporte que te toque: si no, me da que tu viaje ha terminado antes de empezar.
  7. Bolsita de aseo: la legendaria bolsa que contiene tu champú, gel y otros maravillosos potingues para verte hermosón por las mañanas durante el viaje (recuerda que no pueden superar los 100 ml, porque te lo quitarán y te mirarán como si tratasen con un asesino en potencia).
  8. Ropa interior: esto es importante, ¡lleva tantos como días dure tu viaje, no me seas de los de vuelta y vuelta, por favor!
  9. Ropa exterior: ya sabes, dos o tres pantalones, dos sudaderas, unas cuantas camisetas (acorde siempre con lo que dure tu viaje), lo típico… ¡y doblado en rollos, que así ocupan mucho menos!
  10. Calzado cómodo: tanto las botas como los tacones, no gracias (a no ser que vayas a algún lugar de etiqueta, que si es así, yo cierro la boca, amigos). Ante todo unas deportivas cómodas, las de tu día a día, de las que tus pies están enamorados.
  11. Dinero en efectivo: siempre hay que llevar encima, nunca sabes lo que puede ocurrir (desde pagar un taxi a sobornar a algún guía para que nos haga un recorrido más personalizado por el sitio que visitemos). Yo lo divido en dos, meto una parte en la maleta y la otra la llevo encima.
  12. Tarjeta de crédito: sagrada. Es como la mamá a la que siempre pides dinero. Ella siempre te lo da, pero tiene sus defectos, como el inconveniente de que el que saca y no mete ve el fin (conclusión: el dinero no mana de la chimenea).
  13. Cámara de fotos: llévala, que no te dé miedo, que para eso está. Fotografía hasta a los gatos callejeros sentados con caras de malas pulgas; todo será un gran recuerdo e ilustrarán tus experiencias.

 

Mi consejo es que evites llevarte el laptop, porque ocupa mucho espacio y lo vas a utilizar muy poco. Luego está el embrollo de los botiquines, las guías, mapas, reloj, libretas… el típico perfil de turista con alpargatas y calcetines hasta las rodillas, que, sintiéndolo mucho, no van conmigo, aunque para gustos los colores.

¡Seguro que hay millones de cosas que se me han olvidado, así que dejad un comentario si tenéis más propuestas para la maleta (pequeña/económica/estudiantil) perfecta!

Acerca de vchechublog

Documentalista perdido de la mano de Dios y soñador de grandes viajes con los que disfrutar en esta corta vida.
Esta entrada fue publicada en Consejos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s