CHAPUZÓN EN EL CANTÁBRICO

¡Muy buenas tardes viajer@s y ante todo feliz día mundial del turismo! Esta tarde estoy nostálgico, hace una semana que crucé los escarpados Picos de Europa y descubrí las maravillosas playas del Norte (eso sí, a estas fechas, mi cuerpo serrano proveniente del centro de la península, evitaba todo contacto del agua, como los gatos al ver una bañera).

Tras cuatro horas de viaje y una parada exprés en Palencia, donde anduvimos por la catedral y en un bar cercano, llamado la Venta, donde el café nos costó un 1€ y curiosamente me pusieron un aperitivo de tortilla para completar mi buen desayuno (curioso contraste, café con un pincho de tortilla, oiga, original donde los haya), el objetivo de nuestro viaje esta vez se encontraba en la costa del Norte, cerca de Santillana del Mar, en San Vicente de la Barquera, el pueblo natal de David Bustamante (toma topicazo).

Habíamos decidido pasar un fin de semana en el Hotel Noray, un pequeño negocio familiar que por un buen precio y el desayuno incluidos, conseguimos que el viaje nos saliera bastante barato.

IMG_20160917_184903.jpg

San Vicente de la Barquera, vía Jesús

Lo siguiente al llegar fue probar la teoría de los menús del norte, y es cierta: un menú con el que te pones hasta las orejas por 9€ es todo un lujo que en Madrid es imposible encontrar… La comida está riquísima, el sabor es más intenso, creo que en la capital nos engañan y ponen alimentos de plástico, de esos que utilizan los niños para jugar a las ‘cocinitas’.

El resto del primer día, que fue el viernes, lo pasamos por el pueblo y en la playa del Merón, aunque en algún momento también nos llovió por la calle, pero era un motivo para estar apretujados bajo el paraguas, como la típica estampa perfecta en Londres.

Al día siguiente y sin perder un momento, nos levantamos y un buen desayuno nos recibió en la cafetería, (zumo, un bollo gigante para cada uno y en mi caso, aunque sea un poco infantil, mi colacao, ¡y que no me falte nunca!) y pusimos rumbo a la Cueva de El Soplao, ubicada entre los Picos de Europa. Allí sí que nos llovió a la ida, pero qué esperábais, es Septiembre y estamos en Cantabria, la vida es dura, y no tanto para quién lo acepta con buen humor.

Una vez allí casi caímos en la tentación de comer en el restaurante del lugar, en el que servían cocido montañés, para después acabar comiendo en una playa un sandwich de jamón york (me dan ganas de llorar aún). Pero en lo referente a la cueva, es un bonito lugar en el que el eterno gotear de las estalactitas resuena y hace eco sobre profundos charcos en el interior de las montañas, así como las estalagmitas se elevan hacia el techo y en rara ocasión se fusionan formando estrechas columnas que unen el techo con el suelo de la cueva. No pudimos hacer fotos dentro del lugar lo cual es una pena, pero mereció la pena visitarlo.

Tras esa excursión, decidimos bajar a la playa de Pechón, en la que averigüé que el nivel del agua sube tanto que deja la playa sumergida por completo (lo descubrí mientras corríamos hacia la entrada, salvando por los pelos los móviles, toallas y etc. que habíamos dejado desparramados en la arena… pobres ilusos). La tarde la dedicamos a pasear por el pueblo, y entre las callejuelas de este, descansando un poco, que, al fin y al cabo, era para lo que habíamos ido allí. Nos cenamos una tabla marinera de 20€ de tal magnitud que más tarde llegaríamos rodando al hotel.

IMG_20160917_204418.jpg

Tabla marinera, Vía Jesús

Finalmente llegó el domingo, qué corto se me hizo. Continuemos antes de que me ponga nostálgico. Bien, abandonamos el hotel con un claro objetivo: el Faro de Caballo, en Santoña, al otro lado de la región. Tardamos una hora en llegar al pueblo, aparcamos el coche cerca del centro penitenciario del lugar (¡qué alentador!) y una vez allí, comenzamos a caminar, monte arriba y monte abajo, por las costas escarpadas del lugar. Tras una hora caminando por el denso bosque de hoja caduca, llegamos a un faro, ¡pero que estaba cerrado y no era el que buscábamos! Podéis imaginaros que mi pareja casi me mata arrojándome sin piedad por los acantilados, a un paso del camino.

img_20160918_122940

Santoña, Vía Jesús

Tras su enfado y mis comentarios graciosos para ablandarla (gracias por no tirarme al mar, cariño), conseguimos llegar al vehículo, mi pequeño Seat del año 2000, y a la hora de comer llegaríamos a Santander, donde comimos unos bocatas que el dinero no daba para más, y visitamos la Península de La Magdalena, con su pequeño zoo y su palacio, los cuales son realmente fantásticos para visitar, más si te gustan los pingüinos y los leones marinos.

Con el propósito de irme, algo nos retuvo aún en tierras cántabras… el mar. ¿Nos iríamos de la costa sin apenas haber mojado los pies?

No, me tiré un cuarto de hora para entrar en el agua de la playa del Sardinero, pero al fin y al cabo me metí. ¿Algún día habré pasado más frío en el agua? No lo sé, pero no me arrepiento, porque así es como sentí que mi viaje se completaba, para llegar con las pilas cargadas.

¡Gracias por vuestro tiempo, y Cantabria, espero volver pronto!

 

Acerca de vchechublog

Documentalista perdido de la mano de Dios y soñador de grandes viajes con los que disfrutar en esta corta vida.
Esta entrada fue publicada en Europa, Mis viajes, Viajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a CHAPUZÓN EN EL CANTÁBRICO

  1. orgullomx dijo:

    Owowowowowow. Feliz día del viajero saludos desde México ✌🏻️🇲🇽

    Le gusta a 3 personas

  2. lindaflor dijo:

    No probaste las rabas, sobaos, quesada. .?? Me da que vas a tener que volver! Jajaja tengo que hacerme una ruta por Cantabria porque hay demasiados sitios que no conozco😟 pero la cueva del soplao es gracioso el trenecito verdad?? un besote

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s