TIPOS DE VIAJEROS: PARTE 1

Ayer estuve mirando una página realmente divertida: tipos de pasajeros que utilizarán un avión como método de transporte para llegar a su destino. Seguro que os identificáis con alguno de ellos:

  1. El desubicado: pese a todas las advertencias que le hicieron llevará encima una navaja y una botella de agua, cocacola o fanta de litro y medio. Para pasar el control lo llevará claro.
  2. El que apesta a muestras gratis: siempre habrá alguien que monte en el avión y huela a las mil y una muestras ofrecidas de colonias por el dutty free del aeropuerto.
  3. El virgen: el que no ha volado en su vida, suelen ser ancianos o niños pequeños: el primero estará nervioso y el segundo nos contagiara de su impaciencia y entusiasmo.
  4. El Herodes: da igual cuantas veces se vuele, este siempre está. Si hay en el vuelo un niño o bebé llorón o gritando manifestará su fobia y odio hacia los pequeñajos.
  5. El apasionado: claro está que muchos de los solterones sueñan con un hito sexual de echar un polvo en el lavabo con un atractivo/a empresario/a desconocido/a. Ligar es frecuente en los aviones, sobre todo cuando se tiene por delante cinco horas de infructuoso viaje.
  6. El líder de masas: ese pasajero que asume la dirección de una protesta calentando los cascos al resto, cuando un viaje se retrasa o es cancelado.
  7. La persona más feliz del día: aquella que por estar completa la clase turista, la pasan a primera clase.
  8. La Paris Hilton del avión: aquella que viaja con el transportín de su perro o gato de acompañante en el avión.
  9. El consumidor compulsivo: aquella que antes de coger su vuelo llega con doce bolsas repletas de sovenirs y cositas que nos venderán dentro del aeropuerto para su familia y se quejará por no haber llegado a visitar todas las tiendas.
  10. El que tiene fobia a volar: nos dejará bien tensos siempre que nos toque al lado, siempre encontrará cualquier escusa para simular una caída y muerte inminente.
  11. El de los oídos: se le reconoce por su manera de rumiar un chicle tal como lo haría un animal para evitar la presión… o por taponarse la nariz como un buzo en el mar.
  12. El fumador: apurará en la calle hasta que no pueda más, fumándose hasta el último pitillo. Si tiene suerte, dentro del aeropuerto habrá un cuarto con ambiente enrarecido donde podrá fumar, o una terraza con plantas disponibles como cenicero.
  13. El tradicional: el que en su vida probó una barra de Toblerones y se coge la más grande de la dutty free para el viaje.
  14. El internetaholic: recorrerá de extremo a extremo las terminales con la esperanza de cazar una wi-fi abierta disponible, aunque aquí, en España, es como si rodáramos misión imposible.

Continuaré enumerando más, pero de momento espero que os haya gustado, ¡y si os reconocéis en alguna de estas personas, no olvidéis comentarlo aquí abajo!

Acerca de vchechublog

Documentalista perdido de la mano de Dios y soñador de grandes viajes con los que disfrutar en esta corta vida.
Esta entrada fue publicada en Cajón de sastre, Consejos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s