EL RENACIMIENTO Y SUS ENCANTOS

¡Buona sera! Hoy os traigo una de mis experiencias más recientes: mi viaje al corazón de la Toscana… la bellísima ciudad de Florencia. He de añadir que hasta ahora es una urbe que realmente quise visitar desde chiquitín.
La ciudad que vio crecer a grandes genios como Leonardo da Vinci, así como Dante Alighieri y su Divina Comedia, por no hablar de los Médici junto a su legado de cultura y saber.
Parece que en este lugar el tiempo se ha paralizado, se respira en el ambiente pasta y pizza (por eso cada minuto del día tenía hambre).
Si eres un amante del arte esta ciudad estará hecha a tu medida. Creo que toda persona debería viajar una vez a este destino. Es un regalo para los sentidos.
Por la mañana una visita por el centro, perdiéndose entre sus estrechas y empedradas calles… Palacetes imponiéndose sobre el resto de pisos… Monumentos aquí y allá, detrás de cada esquina, como si jugasen al escondite para sorprenderte con su presencia.
Todo tiene su historia, y el Ponte Vecchio no es para menos, tiene casas encima de su estructura, la mayoría son negocios que se dedican a la joyería. Además contiene una antigua galería secreta que llega desde el palacio Pitti hasta el palacio Vecchio.
Al mediodía es necesaria una parada en algún mercado, yo recomiendo el que está cerca de la iglesia de Lorenzo, allí encontrarás souvenirs típicos (tapices realmente bonitos desde 6 € hasta 30 €) así como restaurantes y productos alimenticios típicos de la Toscana. Si quieres que te salga económica la comida busca las trattorias o como yo, coge una pizza para llevar y come en los escalones de algún monumento o portal (te puede salir desde 3, 50 a 5 o 6 €).

Santa María del Fiore (Florencia, vía Jesús)

Un atardecer perfecto se puede encontrar en la plaza de Michelangelo.
Santa María del Fiore predomina en el bonito estampado, será un deleite para tus ojos. La cúpula de Bruneschelli se alza elegantemente junto a su inseparable Campanile… a varias manzanas se encuentra la Signoria. Es un lugar perfecto para relajarse.
Por la noche el palacio Vecchio tiene un brillo especial, una música de fondo da un toque sublime al ambiente; la etérea sombra de la réplica del David de Miguel Ángel corona la belleza de esta antigua edificación.
Si no eres un experto en arte o no te entusiasman mucho las esculturas, sáltate la visita al verdadero David: demasiado caro y la Galería de la Academia no ofrece su verdadero contexto, que era remarcar, en su legítimo lugar de espaldas a la Signoria, la magnífica opulencia de esta ciudad.
La galería Uffizi merece la pena, sin embargo es demasiado cara. Otra visita de real importancia es a la iglesia de Santa María la Novella, en frente de la estación de tren.

¡Realmente es un lugar a visitar si al igual que yo, tenéis curiosidad por conocer mundo! Por no hablar de aquellos que estudien historia del arte o que hayan jugado al assassin creed II (como yo), vosotros ya me entendéis.

¡Ciao!

Acerca de vchechublog

Documentalista perdido de la mano de Dios y soñador de grandes viajes con los que disfrutar en esta corta vida.
Esta entrada fue publicada en Europa, Lugares, Mis viajes, Viajes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s